Los cerramientos con cristal son cada vez más habituales en nuestras ciudades y pueblos. Con los cerramientos se consigue aumentar el espacio habitable de una casa manteniendo la luminosidad y visibilidad.

En la construcción de edificios es normal ver que se diseña espacio para terrazas y balcones. Un lugar donde disfrutar del aire libre y donde habilitar una pequeña zona verde.  Sin embargo, la necesidad de espacio dentro del hogar hace que muchas personas piensen en integrar la terraza a la habitación aumentando así los metros útiles.

Ampliando las habitaciones

Esta posibilidad de tener más espacio en el interior es la que hace plantease el cierre de un balcón o terraza. La cuestión es cómo hacerlo. En algunas comunidades de vecinos se estable seguir unos criterios para mantener una uniformidad en la fachada de las viviendas. En estos casos hay poco que pensar y es acoplarse a lo establecido con materiales de calidad.

Cuando no hay nada fijado es el propietario el que debe decidir qué quiere. Las posibilidades son muchas, por eso es recomendable pensar a qué va a destinar el nuevo espacio. Por ejemplo, si el cerramiento con cristales se va a incorporar un salón resulta interesante dejar el máximo espacio para la entrada de luz. Se pueden proyectar grandes ventanales y paneles fijos que dejen pasar el máximo de luz y que den sensación de amplitud a la estancia.

Si por el contrario, el cerramiento con cristal se une a un dormitorio puede resultar práctico dejar la parte inferior con paneles opacos que no dejen pasar la luz e incorporar al cerramiento persianas. Así al llegar la noche se cierran y aunque amanezca tendremos un ambiente oscuro dentro para poder seguir durmiendo.

Variedad de tamaños y acabados

Los cerramientos con cristal se pueden realizar en diferentes materiales. Los más habituales son el aluminio y el PVC, ambos dan unos excelentes resultados en cuanto a hermeticidad, insonoridad y aislamiento. Además, permiten una amplia gama de colores y los perfiles y acabados también pueden ser muy diversos para atender todos los gustos.