Los automatismos para puertas automáticas están diseñados y realizados para que sean eficaces y duraderos. Por tanto la reparación de puertas automáticas no debería producirse a corto plazo.

Los mecanismos que se comercializan en Elymar han sido realizados por firmas de prestigio internacional. Por empresas que emplean los mejores materiales y que incorporan los últimos avances tecnológicos con el objetivo de garantizar el buen funcionamiento de sus automatismos.

Además, en esta búsqueda de buen funcionamiento nuestros proveedores testan los productos para verificar su comportamiento, detectar posibles fallos y subsanarlos.

De este modo, las reparaciones de puertas automáticas deberían ser escasas y muy puntuales.

Posibles problemas

Pero los fallos se producen. Es algo inevitable. Las causas pueden ser diversas, a veces pueden estar originadas en un mal uso del automatismo, en un mal mantenimiento o, claro está, en un fallo de alguna de las piezas o del ensamblaje.

En cualquiera de estas situaciones hay que recurrir a la reparación de las puertas automáticas.

Detectar el fallo y buscar la solución

Un fallo en una puerta automática puede ser una pequeña molestia o algo más serio que incluso afecte a la seguridad de las personas y/o de los vehículos que pasan por ellas.

Para que las consecuencias no sean mayores, al primer síntoma de fallo hay que tratar de localizarlo y buscar su consiguiente solución. En la mayoría de estas situaciones el arreglo es sencillo y de manera rápida se puede volver a disfrutar de las comodidades de nuestra puerta automática.

En aquellos casos en los que el problema sea más grave, la solución también será posible y se podrán tener de nuevo las ventajas de una puerta mecanizada.

Cuando el problema del fallo ha estado relacionado con un mal uso de la puerta, el técnico deberá comentarle cómo manejar el automatismo para evitar nuevos fallos y poder disfrutar durante más tiempo de su puerta automática. Y lo mismo sucederá con las averías relacionadas con un descuido o mal mantenimiento.