Subvención Ventanas Next Generation

Ventajas de la motorización de puertas de garaje

Práctico y cómodo eso es lo que reclaman los clientes a los instaladores de puertas de garaje. Lograrlo es sencillo con las ventajas de la motorización. Al instalar un mecanismo que automatice la apertura y cierre de la puerta se consigue mejorar la calidad de vida de los usuarios de manera notable.

Disponer de un sistema de motorización en las puertas de garaje es una solución al alcance de todos. Entre las principales ventajas que presenta están.

·         Mayor comodidad y rapidez. Al instalar un sistema de motorización en una puerta de garaje se mejora de manera significativa la comodidad de los usuarios. Ya no hay que bajarse del vehículo para abrir o cerrar la puerta y con ello se gana en rapidez a la vez que se aligera el tráfico de coches en zonas de garajes comunitarios.

·         Más ligereza. Otra de las ventajas de la motorización de una puerta de garaje es que se vuelve más ligera. Muchas de las puertas de garaje son de grandes dimensiones. Están diseñadas para que permitan el paso de dos coches a la vez y el tamaño que presentan hace que moverlas a mano sea más complicado y molesto. Al disponer de un automatismo que al accionarse abre y cierra la puerta de manera automática, la movilidad es mucho más sencilla.

·         Buen uso. Aunque a veces no se tenga en cuenta, disponer de una puerta de garaje motoriza es también tener una puerta que se usará correctamente, que no se forzará y que sus mecanismos y sistemas móviles y de anclaje permanecerán más tiempo en buen estado, prolongando así la vida útil de la puerta.

·         Fácil instalación. Otra de las ventajas de la motorización de las puertas de garaje es que se pueden instalar tanto en puertas nuevas como en puertas más antiguas que ya están en uso desde hace años. Acoplar un automatismo es sencillo y no requiere de grandes obras para dejarlo perfectamente instalado.

·         Seguridad. Esta es otra de las áreas en las que las motorizaciones presentan una importante ventaja y es que una puerta de garaje automática es también garantía de que solo accederán las personas autorizadas. Con sistemas de apertura con diferente grado de seguridad se asegura la tranquilidad de los usuarios. Por ejemplo una mujer o una persona joven no tiene que salir de coche para entrar o salir del garaje permaneciendo segura en su vehículo.