91-007-51-42

Ventajas de una puerta batiente automática en locales de restauración

Los negocios de restauración buscan mimar a sus clientes al máximo y garantizarles una experiencia agradable que deje un buen recuerdo. Actualmente a este objetivo hay que añadir la garantía de una rigurosa higiene que evite situaciones de riesgo ante el Covid-19. Y un aliado estupendo en esta tarea es una puerta batiente automática

Puerta batiente automática como garantía de higiene

La pandemia del coronavirus está castigando duramente a todos los sectores de la economía. Para luchar y seguir adelante hay que asumir la situación y afrontar la nueva realidad. 

En este nuevo contexto garantizar la seguridad de los clientes que acuden a nuestro negocio y la de los empleados que trabajan en él es primordial. Una de las formas de evitar situaciones de riesgo es poniendo una puerta batiente automática.

Esta automatización aporta varias ventajas. En primer lugar, al disponer de un sistema de detección de movimiento ante la presencia de una persona la puerta se abre y así no hay que tocar la manilla. De esta forma tan sencilla estamos evitando que diferentes personas toquen el mismo objeto. En segundo lugar, estamos ahorrándonos la tarea de limpiar y el gasto de producto

Más ventajas de una puerta batiente automática

Pero no todas las ventajas que tiene una puerta batiente automática están relacionadas con el Covid-19. Las puertas batientes mecanizadas resultan muy prácticas en diferentes zonas de un restaurante. 

Por ejemplo como puerta de entrada al local es una sutil invitación a pasar al interior. A la vez que facilita el paso a todos los clientes, incluidos los que puedan tener algún tipo de problema de movilidad. 

Otra situación en la que una puerta batiente automática es muy práctica es en el paso de la cocina a la sala de comer. Los camareros tienen que pasar cargados con platos y bandejas y una forma sencilla de eliminar barreras arquitectónicas es automatizando la puerta. 

Además, disfrutar de una puerta batiente automática es sencillo porque, en el caso de disponer ya de este tipo de puerta solo hay que instalar el motor. Y esta operación es rápida y económica.